sábado, 25 de julio de 2015

PERDIDA DEL ALMA Y SU CURACION MAGICA ENTRE LOS APINAYES. Lobo Blanco Wayna Pacha

PERDIDA DEL ALMA Y SU CURACION MAGICA ENTRE LOS APINAYES-APRENDE EL PRINCIPIO DE LOS WICHIS

Cuando la niña pequeña de Meoka tuvo la disentería a los seis meses de edad, Ka'ta'm, el Chamán, me contó que la curó del modo siguiente:

 «Yo caminaba hacia la quebrada con Iré mi mujerpara bañarnos. Al pasar junto a una plantación escuché el llanto de un niño pequeño. "¿Oyes algo?', pregunté le a Iré. 

'No', dijo ella, 'no oigo nada'. 

Pero yo lo oía claramente, y pensé: "¿Qué cosa puede ser?'. 

Dejando allí a mi esposa esperándome, caminé hacia el sitio en que se escuchaba aquel sonido. Vi entonces a la "sombra" de la hija de Meoka sentada en medio de la plantación, justo en mitad de las sombras de las sandías blancas, que ya habían sido recogidas y comidas, de las que sólo quedaban los tallos. 

Porque ése es el tiempo en que las "sombras" de todos los frutos cultivados danzan en la plantación. Se habían llevado a la pequeña a la granja y le habían permitido comer sandía, y las sombras de los frutos habían retenido consigo la sombra de la niña. 

Yo volví adonde estaba su madre y le dije que no llorase, porque su niña se curaría. Le aconsejé esperar varios días, pues la sombra regresaría espontáneamente. La abuela pensaba que el cuerpo de la niña estaba ya demasiado débil y que no aguantaría tanto. Entonces yo volví allí y me traje la "sombra"». 

Y asi fue la operación. Ka'ta'm se pintó por la noche y regresó a la plantación. La madre se quedó sentada frente a la puerta, con su niña enferma en el regazo, rodeada de cierto número de mujeres. 

Poco después regresó Ka'ta'm de la granja. Traía el alma-sombra de la niña, invisible, como si llevara en brazos su cuerpo. 

Cuando las mujeres lo vieron venir, empezaron a lanzar lamentos, imaginándose los días que había pasado a solas la sombra de la pequeña enferma, rodeada únicamente de las sombras de los frutos, sin fuego y sin abrigo. Ka'ta'm puso la sombra de la niña sobre la cabeza de ésta y la hizo descender a lo largo de su cuerpo. 

Poco antes de que ocurriera este episodio, el mismo Ka'ta'm había curado a su propio hijo, cuya sombra también había caído en poder de las sombras de los frutos. 

Algunos días después descubrió la sombra de otro niño enfermo en la poza del baño de la quebrada, y la recogió. La madre se había llevado consigo a su niño para bañarse, y mientras lo hacía, la sombra del pequeño se perdió en el agua. Ka'ta'm escuchó y aprendió el cántico quejumbroso del alma perdida, y por la noche lo cantó a las mujeres, que al principio se echaron a llorar, pero luego siguieron la melodía.

Es interesante vero como Apinayes encuentran su forma de trabajar la "perdida del alma",  no debemos olvidar que la "sombra" o Wichi tiene muchas connotaciones desconocidas por la psicología mental, pero conocida desde siempre por los Chamanes.

Incluso el espiritualismo moderno considera que el el "Niño" es el equivalente del mismo, pero también se equivocan , pues muchas veces ellos consideran que están trabajando con ese Wichi, pero puede ser el Wichi de un desencarnado.

Lo cierto es que para ese proceso es imprescindible tener el "tercer ojo" apagado y la famosa pantalla mental desconectada.

Ese es un proceso ideal para trabajarlo en el ámbito espiritual de los 4 Corazones. Recordemos que hay 5..pero solo el Nagual se desenvuelve en ellos!

Lobo Blanco Wayna Pacha

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS