domingo, 4 de mayo de 2014

LA MAESTRÍA DE LA ENTREGA









SOLARA: LA MAESTRÍA DE LA ENTREGA

La Entrega es la clave para llegar a algo Nuevo
Nuestro próximo paso es dominar el Arte de la Entrega. Es algo que inevitablemente tenemos que hacer aunque, a veces, preferimos evitarlo. Este es un proceso continuo a lo largo de nuestro viaje. Tenemos pocas opciones posibles. No se trata de elegir entregarnos o no, sino que o elegimos entregarnos elegantemente o elegimos que nos arranquen aquello a lo que nos aferramos tenazmente. Habiendo experimentado ambos métodos, recomiendo fervientemente el primero.
¿Cómo podemos darnos cuenta de que ha empezado del proceso de entrega? Todas las claves están a nuestro alrededor y no son para nada sutiles. El primer indicio es una sensación de pesadumbre o de compresión que se instala en nuestra vida. Se siente como si estuviéramos empantanados en un espeso lodo. Nuestras experiencias vitales se sienten como estancadas y sin alegría. Estamos petrificados por nuestros viejos hábitos y actitudes. Ya nada más funciona fácilmente.
Entonces, un leve susurro comienza a llamar nuestra atención. Salvo que ya seamos Maestros de la Entrega, este aviso se considera solo un producto de nuestra frondosa imaginación. Además, estamos demasiado apegados a lo que sabemos que debe cambiar o liberarse.
Lo que viene luego es un toc, toc, toc en el hombro. Esto ya es innegable. Ahora sabemos que la Entrega está llamándonos. Sin embargo, aún intentamos ignorarla, pensando que, tal vez, se marchará si no respondemos. ¡Qué ilusos! La Entrega es mucho más obstinada que cualquiera de nosotros. Si, no obstante, la desoímos, el próximo paso será un golpazo o un repentino shock en nuestra vida que nos impondrá un cambio forzoso. ¿Cómo puede ser tan cruel la vida?, ¿qué hice para merecer esto? Nos lamentamos sintiendo lo inmerecido de este duro golpe del destino.
Todo esto podría haberse evitado si hubiésemos aprendido el Arte de la Entrega desde el primer momento. Pero hay un secreto para tener éxito con la Entrega que ahora será revelado. Si lo comprendes, si aceptas esta verdad como propia, no volverás a tener miedo de entregarte.
Tu puedes decidirte a entregarlo todo “absolutamente todo “sin miedo porque todo aquello que resuene con tu Verdad Mayor permanecerá.
Como dice un viejo proverbio chino, “Si es realmente tu caballo, puedes dejarlo ir” Lo que realmente te pertenece no lo puedes perder. Nuestros únicos temores se relacionan con perder lo que ya no resuena con nuestra Verdad Mayor. Y podríamos preguntarnos ¿por qué deseamos conservar aquellas cosas que nos impiden encarnar nuestro Verdadero Yo?
La otra verdad acerca de la Entrega es que cuando lo haces debe ser auténtico. Simplemente no puedes falsear la entrega. Tampoco puedes negociar con ella. Algo como: Entrego esto si puedo retener aquello.La Entrega sabe si tienes un 100% de compromiso o si estás escondiendo algo. Por eso, no trates de falsearla. Si vas a entregarte, entrega todo lo que tienes.
La Entrega es la puerta para llegar a algo más.
La alegría de la Entrega viene después de que se ha consumado. Hay una sorprendente sensación de liviandad y descarga. ¡Es sumamente liberador! Un nuevo camino se abre ante ti y cosas nuevas y maravillosas vienen a tu vida. Probablemente, ya estaban esperando a nuestro alrededor hasta que estuviera despejado el espacio para entrar. La Entrega es fácil y hasta divertida una vez que aprendes a hacerlo. Incluso, no necesitas coraje, solo confía en ti y en las olas de lo Invisible.
* Una práctica para dominar la Maestría de la Entrega *
Comencemos por crear una enorme hoguera simbólica en el medio de tu cuarto. Recalcamos la palabra “simbólica”; no tienes que prender fuego a tu casa. Estos son fuegos de Purificación y Renovación, en los que arrojarás todo aquello que no resuene con tu Verdad más Elevada, de modo que trata a tu hoguera con respeto. Para encenderla tenemos que atraer un Rayo del Gran Sol Central : estírate hacia arriba, toma un rayo de luz y atráelo hacia abajo. Ahora ancla el rayo de Luz en la Estrella de la Tierra en el centro del planeta, para que éste pueda ser más agradable y estable. Después de hacer esto habrás encendido la más resplandeciente hoguera.
* Hoguera Uno * ¡Decídete!
Para la primera hoguera vamos a hacer una pila con todas las cosas que ya no necesitamos. Pon ahí no solo tus posesiones pasadas de moda, sino todas las relaciones que ya no te dan sostén, las viejas actitudes, hábitos arraigados y limitaciones autoimpuestas. Sé minucioso mientras alivianas tu ser. Esta es tu gran oportunidad de limpiar los armarios de tu vida y de tu ser. Crea una montaña de viejas filosofías, prácticas espirituales, sistemas de creencias, miedos, dudas, concesiones, etc.
Cuando lo hayas hecho, visualiza todos los ítems y dale a otros aquello que pueda servirles. Si sobra algo, amorosamente ponlo en la hoguera. Siente cuánto más liviano te has vuelto…
* Hoguera Dos * ¡Desprenderte de lo viejo te libera para lo Nuevo!
Vamos a hacer una nueva pila en la que vamos a ubicar todo lo que necesitamos completar. Esto puede incluir obligaciones familiares, problemas de relación sin resolver, carreras o trabajos pendientes, proyectos de negocios, venta de propiedades, deudas financieras, etc. Y cualquier cosa que no te permita vivir tu Verdad más Elevada.
Ahora visualiza cada situación alcanzando sin esfuerzo la consumación. Visualízate avanzando hacia una libertad mayor…
* Hoguera Tres* ¡Disuelve todos los corazones heridos!
Esta es la pila del viejo patrón amoroso. Coloca en ella todos tus corazones heridos así como los corazones que tú heriste. También agrega tus desacuerdos, los profundos dolores del corazón, los amores no correspondidos, las traiciones y aquellos problemas profundos de abandono. Cava bien hondo en tu cuerpo emocional y ubica allí todas tus viejas heridas ocultas. Perdona a cada uno de los que te han lastimado y, lo que es más importante, perdónate a ti mismo.
Levanta esta montaña de penas y viejas emociones y, con profunda gratitud por todo lo que te ha enseñado, ubícala en el centro de la hoguera. De este modo has limpiado tu corazón y lo tienes listo para la activación del Corazón Unico…
* Hoguera Cuatro * ¡Disuelve viejas definiciones!
La próxima pila está compuesta por todos los votos que hemos hecho desde nuestra primera encarnación como seres individuales. Ubica en ella todos tus viejos roles: como madre, padre, hermano, hermana, niño, esposo, esposa, amante, maestro, sanador, hombre de negocios, Angel, comandante estelar, etc. Incluye cualquier filiación religiosa adquirida a lo largo del viaje. También puedes colocar tus Misiones Divinas. Agrega tu poder personal. Es cierto que te llevó mucho tiempo desarrollarlo pero ya no lo necesitas más. El poder personal es muy limitado y nos impide acceder al verdadero poder que, en verdad, es no poder, y que está disponible en abundancia para todos.
Esta es la pila que nos produce más resistencia. Si es así, observa aquellas cosas de las que te cuesta desapegarte. Eso te dirá mucho acerca de ti mismo y, sobre todo, te indicará dónde están ubicados tus enganches con la dualidad. Si no puedes desapegarte de buen grado de algunas cosas ahora, recuerda aquello a lo que te estás aferrando, y espera el momento adecuado para dejarlas ir, que ojalá sea pronto.
Ahora recoge esta montaña de roles, votos, responsabilidades, poder y misiones, y ubícalas en la hoguera. Agrega algunos malvaviscos si lo prefieres, y obsérvalos tostarse hasta convertirse en un delicioso crocante. ¿Ya te sientes más liviano?
* Hoguera Cinco * ¡Mis cosas favoritas!
Esta es una hoguera difícil. Coloca en esta pila todo lo que te gustaría conservar. Esto incluye todas tus más valoradas cualidades así como tus más bellas habilidades y aptitudes, tus creencias espirituales, tus relaciones más sanas, tu carrera, familia y animales favoritos. También puedes incluir posesiones tales como tu casa, automóvil, computadora, cuadros, cristales, aparatos de electrónica, ropa y todo lo que más te gustaría guardar.
Asegúrate de incluir tu nombre. Te sorprendería saber cuán aferrada está mucha gente a sus nombres. ¿Has notado alguna vez cuántas personas le ponen su propio nombre a las cosas? ¿O cuán importante es obtener reconocimiento por algo que hiciste? Despréndete de todos tus nombres y títulos.
Qué hermosa pila has creado. Esto es lo mejor de ti y de tu vida. Puedes admirarlo por unos pocos minutos si lo deseas y luego, amorosamente, ¡ubícalo en la hoguera! Allá se va…
* Hoguera Seis * ¡Jugándose entero!
A esta altura puedes pensar que no queda nada de qué desembarazarse, pero sí lo hay. Te olvidaste de ti mismo. Si estamos entregándonos, tenemos que hacer una entrega completa, de modo que camina hacia la hoguera, introdúcete en ella, y siéntete consumido hasta lo más profundo. Deja que tu esencia se consuma completamente. Déjate ir. Se va, se va, se fue…
Nada es más que algo.
Lentamente el fuego se apaga. Mientras esto sucede, permítete el lujo de no ser nada, de no tener nada. No te apresures por redefinirte o por reasumir viejos roles. Mantente abierto de par en par y libre. Permanece así tanto como puedas. No vayas corriendo a ver qué sobrevivió en la hoguera. Espera que lo que sobrevivió venga a buscarte. Cuídate de no caer en viejas actitudes. Permanece Nuevo. Lo mejor está por venir.
Extraído del Libro de Solara:
“ Como Vivir con Amplitud en un Pequeño Planeta”