viernes, 27 de noviembre de 2015

Por qué Dios sigue siendo importante- Deepak Chopra


 

Escrito por Deepak Chopra para The Daily Beast hace unos pocos días.
Hay muchos signos de que Dios es letra muerta (si no está realmente muerto), y una señal  tiene futuro. Tiene que  ver con el  surgimiento de la ciencia, y casi todo el mundo se da cuenta.
Cuando Freud llamó a la religión una acción de retaguardia para defender lo indefendible, no estaba burlándose. Estaba representando el cambio en la visión del mundo que la ciencia trajo consigo. Un enfoque racional del universo ha depuesto el Libro del Génesis, mientras que las dos guerras mundiales hicieron picadillo de cualquiera que creía en Dios como un padre benigno que ama a sus hijos. La bomba y el fantasma del Jehová se empeñan en destruir el mundo no por inundación, sino por fuego.
Me propuse hace muchos años demostrar que hay otra manera de ver a Dios, como fuente de conciencia y primavera creativa vital de la cual obtenemos nuestra mente,  creatividad y, sobre todo, nuestra capacidad de evolucionar.
Dios está en movimiento. Esa es la señal esperanzadora. Una vez que suelte la imagen de libro de cuentos de un patriarca sentado en su trono por encima de las nubes, la historia es diferente. Es una historia antigua, en gran parte de Oriente, que conecta este mundo con una realidad mayor. En aras de la simplicidad, las imágenes orientales de Dios no tienen un rostro y un género. Llamar a Dios "él" o "ella" no es llegar a la esencia. La esencia de Dios es la conciencia pura, las posibilidades infinitas, y el despliegue interminable.
Medidos por esos marcadores, los seres humanos están hechos a imagen de Dios, lo que es causa de un optimismo enorme. El problema todo el tiempo, si nos fijamos en el libro de Job, el Nuevo Testamento, o las vidas de los santos, fue que le dimos la vuelta al asunto : nosotros creamos a Dios a nuestra imagen y semejanza. Esto era inevitable.
La mente humana es limitada, Dios es infinito. No hay ninguna posibilidad de que una mente limitada pueda comprender a un UNO infinito,  excepto en pequeños fragmentos, y estos fragmentos, una vez anquilosados en las religiones, se convirtieron en el verdadero Dios para millones de personas, dependiendo de su cultura.
Un Dios sin ninguna imagen se encuentra en el centro de todas las religiones, y una vez que saltemos sobre nuestro escepticismo arraigado, la desilusión, y los corazones rotos, Dios seguirá evolucionando, por la sencilla razón de que los seres humanos nunca paran de evolucionar.
El salto que va a resucitar a Dios sólo puede ocurrir a través de la experiencia personal. Conocer a Dios analizando, no funciona. Funciona para los escépticos porque están trabajando hacia una conclusión preconcebida. Si se encontraran con Jesús en la acera, todavía desacreditarían a Dios.
Durante mucho tiempo he tratado estos temas sin utilizar la palabra Dios, que está demasiado cargada, incluso es explosiva. Ahora miro a mi alrededor y veo que la disminución de la asistencia a los templos e iglesias creó un vacío que se llena. Más solicitantes están dispuestos a recorrer el camino.
Ya que el mundo está lleno de sufrimiento increíble y de  ideales frustrados, hay un gran incentivo para mirar por encima el horizonte. Incluso si usted es un escéptico que es alérgico a Dios en cualquier forma.
Usted tiene que saber que va rumbo a Las Vegas para llegar allí.
Con Dios, todo lo contrario es lo cierto. Cuanto menos se espera, mayor es la satisfacción.
El camino sin camino, como se conoce en la India, se inicia en cualquier lugar y lleva a todas partes.
El Infinito no necesita un manual de instrucciones.
Deepak Chopra