miércoles, 18 de noviembre de 2015

COMO SE USAN LAS PLUMAS y LA SALVIA PARA LIMPIAR EL AURA



 Foto de Arte Nativo Gato de Monte.

Las energías negativas suelen manifestarse como condensaciones oscuras pegadas alrededor de nuestro Aura. «Una forma muy sencilla de limpiar el aura, explica Beatriz Fesser de tradición Lakota, es utilizar el abanico de plumas como si estuviésemos barriendo nuestro cuerpo, siempre desde la cabeza hacia los pies y seguidamente se quema Salvia, con la ayuda de las plumas se dirige el humo hacia el cuerpo desde los pies a la cabeza, en cuatro líneas para así no dejar ninguna parte del cuerpo sin limpiar, delante, detrás y a cada lado, seguidamente se coge el manojo de salvia y se rodea al cuerpo en sentido contrario a las agujas del reloj y se pide que cualquier energía negativa o bloqueo se vaya hacia la Madre Tierra para que ella lo transforme en su luz. Hecho esto se realiza la misma operación pero ahora en el sentido de las agujas del reloj, pidiendo a los guías espirituales y ángeles que nos protejan y ayuden en nuestro camino. Para finalizar nos relajamos con el manojo de salvia entre las manos y nos dejamos guiar, a veces las manos se dirigen hacia el cuerpo o hacen símbolos de protección alrededor nuestro. No importa si no entendemos, simplemente nos dejamos guiar y damos gracias».

Los abanicos de plumas son usados por los chamanes para limpiar el aura de una persona. Las plumas tienen la habilidad de entrar en su campo energético y limpiarlo de energías negativas que se han quedado pegadas en él. De forma más suaves, se puede también hacer un cepillado áurico o hacer meditaciones de purificación de los chakras con una energía mas calmante aunque también eficaces.