jueves, 4 de junio de 2015

LA VOZ COMO HERRAMIENTA DE MEDITACIÓN Y DESAHOGO.


La voz es una herramienta imprescindible en el rito del desahogo y en el alivio del dolor físico o psíquico.
La emisión de voz cantada es una forma muy eficiente de elevar nuestra vibración personal.
Hace más de 20 años que se descubrió científicamente que mediante nuestra voz y el sonido de instrumentos acústicos musicales se puede conseguir la auto-destrucción de las células cancerosas y la curación de infinidad de enfermedades.
Según los últimos descubrimientos de física cuántica, estamos hechos mayoritariamente de vacío y energía vibrando a diferentes frecuencias.
Energía es igual a vibración, vibración es igual a sonido, sonido es igual a nota musical. Con el poder de nuestra voz podemos modificar las frecuencias inarmónicas que nos están causando enfermedad, malestar, desequilibrios y bloqueos en nuestro campo energético, cuerpo y mente.
No es necesario saber cantar, ni tener conocimientos musicales, ni tan siquiera tener una bonita voz. Cualquier persona que puede hablar, puede entonar y se puede beneficiar.
Si supiéramos que nuestra sanación está en nuestro interior, que no hay que buscarla fuera, y que la vibración de nuestra voz es el camino más rápido.... ;Una experiencia musical única.
A través de la voz y sus armónicos, y de la vibración pura de los cuencos de cuarzo y tibetanos se evocan instantes de paz, relajación, meditación, inspiración e intuición. Mediante el sonido de la voz e instrumentos acústicos es posible alcanzar diferentes estados o niveles de conciencia.

 Fuente: ultimosdiasdelaley.blogspot.com