martes, 31 de enero de 2017

EJEMPLO DE SANACIÓN CHAMANICO.

EL ESPACIO SAGRADO

El espacio Sagrado es un entorno que creamos, espiritual y energético, donde todo lo que hagamos dentro de este espacio se beneficia de la luz del espíritu y la ayuda y asistencia de los ancestros. Este espacio no sólo nos reconforta por el mero hecho de estar en él, sino que es un puente entre el mundo espiritual y el físico, los ancestros pueden ayudarnos mejor, interactuar sin dificultades al contener el espacio sagrado la energía suficiente para permitir la inspiración, comunicación, y trabajo que se vaya a realizar. Es decir, en este espacio confluyen las energías espirituales y de la Madre Tierra. Ahí donde se crea el espacio sagrado sólo hay luz, es todo luz.
Dentro del chamanismo inca el espacio sagrado se crea invocando a las cuatro direcciones más la tierra, el cielo y al chamán interior. Dentro de esta tradición existen cuatro arquetipos de animales de poder: la serpiente (Sachamama), el jaguar (Otorongo), el colibrí Royal Kenti (el alma), y el Cóndor (Espíritu), aquí en occidente el símbolo del espíritu es el Águila. La serpiente es el arquetipo del instinto, la energía básica, el jaguar es la mente y este arquetipo nos ayuda a purificarla, el jaguar también es la energía que consume todo lo negativo y la transmuta. El jaguar dentro de su hábitat es el único depredador que no tiene rival, no hay un depredador que se alimente de él. Este arquetipo nos enseña a ser guerreros luminosos, a caminar sin miedo, sin ira y sin rabia.
Las energías de la naturaleza nos benefician también, una planta, un árbol, la energía de un animal, por eso se les llama animales de poder. En un momento dado la energía concreta de un animal nos da fuerza, sus cualidades, astucia, fortaleza interior, agilidad mental, intuición. Son cualidades que se pueden transmitir energéticamente.
El colibrí representa el viaje épico, en su traslado cada año recorre de una vez más de diez mil kilómetros, y nos enseña a que podemos hacer cosas grandiosas, vivir la vida con valentía y su energía nos conecta con el alma, nos inspira y muestra que todo está unido.
El Águila y el Cóndor nos muestran con su energía e infunden el sentimiento de totalidad, que hay un gran plan que mantiene en equilibrio todo lo existente.

LA ILUMINACIÓN CHAMÁNICA
Es una técnica de sanación energética, una técnica de auto sanación, ya que es el propio paciente el que “pone en marcha” sus mecanismos internos para sanarse. Esto lo va a conseguir mediante ejercicios de respiración y visualización, y sobre todo, por la intención y voluntad de la persona a sanarse.
El proceso de iluminación metaboliza las energías pesadas que congestionan un chacra, quema los residuos tóxicos y limpia las huellas de la enfermedad en el campo de energía luminosa.
La iluminación chamánica consigue la sanación de 3 formas:
• Quema los residuos que se adhieren a las paredes del chacra (favorece la longevidad y la respuesta inmunológica)
• Hace entrar en combustión la energía tóxica que envuelve las huellas físicas y emocionales negativas.
• Borra las huellas del campo de energía luminosa.
Cada huella del campo de energía luminosa está vinculada a un chacra a través del cual libera sus datos tóxicos en el sistema nervioso central. Es decir, la huella es la fuente, el chacra es el conducto y el sistema nervioso, la red de distribución.
El proceso de iluminación sana a un nivel esencial, energético, transformando las energías pesadas en luz, transformando las heridas emocionales en fuentes de poder y conocimiento.

LA EXTRACCIÓN CHAMÁNICA
La extracción es una técnica de curación chamánica que consiste en quitar cualquier energía que no pertenezca a los cuerpos físico/energéticos del cliente.
Desde la perspectiva chamánica, la energía no es ni buena ni mala. Estas energías o ‘entidades’ del universo simplemente tratan de sobrevivir y alimentarse allí donde pueden, como lo haría cualquiera. Las hormigas, no son malas, pero hay que sacarlas de la cocina por si se meten en la jarra de miel y la estropean.
Estas energías mal ubicadas tendrán un acceso más fácil en nuestros cuerpos, si nos encontramos en un estado de debilidad espiritual. En estados de desconexión del amor universal podríamos estar sufriendo también la pérdida de nuestro Animal de Poder o partes de nuestra alma.
¿Cómo saber si necesito una Extracción?
Aquí también se experimenta una falta de poder en uno mismo, ya que hay ‘otros’ chupando de nuestra fuente energética.

- Se puede experimentar una falta de poder en uno mismo.
– Enfermedades.
– Tristeza.
– Miedos.
– Cansancio.
– Falta o pérdida de creatividad.

Estos son algunos de los síntomas que nos alertarían sobre la necesidad de una “Extracción”. Estas manifestaciones pueden incluso tener su origen en un tiempo muy remoto,  es cuando sentimos que ése síntoma nos ha estado acompañando toda la vida.
Tipos de extracciones:
Fluídicas:
– entidades: espíritus desencarnados (personas que murieron o entidades nuestras de vidas pasadas). Lasenergías se agrupan y tienen mucho poder. Todos llevamos espíritus, se creen que enganchándose pueden sobrevivir. Ellos nos ven como bultos y entran a través del corazón. Solo ven sol y sombra.  Se enganchan porque tenemos baja vibración, se sienten cómodos con esa energía. Hay que tener equilibrio emocional, para evitar que se enganchen. Evitar comer carne y tomar drogas, ya que son dos fuentes de entrada (baja vibración). Los espíritus huelen a bomba fétida, los ángeles a flores. Los espiritus se sitúan en la espalda y se ven de color gris a negro. Se siente dolor en la espalda, una carga pesada. No hay que preguntarles nada. Son muy hábiles y te engañarán. Hay que sacarlos con amor y dándoles las gracias. Cuando no hay afinidad, se van.
- energías:  magia negra, males de ojo (rabias, envidias, odio…), e-gregors del bajo astral, magia.
Cristalizadas
El desequilibrio energético producido por nudos de energía en nuestro campo luminoso, impide que esta fluya con libertad y provoca trastornos emocionales (depresión, adicción, etc.) pasando estos al cuerpo físico si no se liberan.
Durante el proceso de sanación se extraen cargas pesadas en formas cristalizadas y fluídicas, para retornar a los cuerpos a la serenidad y el equilibrio.

RECUPERACIÓN DEL ANIMAL DE PODER
¿Qué es un animal de poder?
El conocimiento ancestral chamánico nos habla de que todas las cosas que hay en el universo tienen vida y por ello espíritu. Así las rocas, la tierra, el cielo, el agua, las  plantas,  y  los  animales  son  diferentes  expresiones  de  esa  conciencia. Abriéndonos a tomar contacto y respeto con ellos se forma un equipo de ayuda espiritual que trabaja para el equilibrio de todo en el todo.
No  es  exclusivo  del  chamán  disponer  de  animales  de  poder.  Cada  uno  de nosotros tiene un animal particular –sino varios- como su medicina personal. Estos espíritus protectores nos ayudan tanto en nuestra vida cotidiana como en nuestra búsqueda espiritual de armonía reforzando el poder de quienes somos.
¿Porque necesito un Animal de Poder?
Todos nacemos, según la cosmovisión chamánica, con un compañero espiritual en forma de animal. Como este conocimiento se perdió en la cultura moderna, nuestro animal de poder puede dejarnos por causa de ese olvido. Las culturas Chamánicas dirían que ese abandono de poder nos deja vulnerables.
Al recuperarlo, obtienes una herramienta muy eficaz para representar tu “Yo” más profundo.
¿Cuáles son los síntomas de falta del Animal de Poder?
Cuando uno no tiene su animal de poder podría experimentar las siguientes condiciones:
- La falta de poder/fuerza en sí misma
– Estar continuamente con enfermedades leves como catarros, migrañas…
– La falta de éxito en la vida o la mala suerte…
Estos síntomas no siempre quieren decir que hay una “pérdida del animal de poder”. Para saber lo hace falta una consulta chamánica.

EL PSICOPOMPO
Los chamanes también hacen otro tipo de curación, ayudan a los muertos al igual que a  los vivos. A estos chamanes se les llama “psicopompos” (conductor de las almas).
Los  chamanes  saben  que  la  muerte  no  es  el  final,  solo es una experiencia maravillosa de transformación y de ida a otro lugar. Dicen que el ‘viaje’ chamánico es una  preparación o ensayo de la propia muerte.
Uno  de  los  trabajos  más  profundos  del  practicante  de chamanismo es  el  de acompañar a los moribundos asistiéndoles en contactar con éxito la ayuda espiritual del otro  lado para que su transición pueda hacerse de la manera más placentera posible. Así mismo también compete al del psicopompo el ayudar a trascender a las almas que ya han fallecido.
Cuando una persona está en estado de coma el chamán se comunica con el espíritu para saber si la persona quiere regresar o seguir adelante. El chamanismo no es un sistema que intenta que la gente se quede en nuestra realidad, porque el chamán sabe que ésta no es necesariamente la mejor realidad. Así es que, el chamán, viaja hasta la persona que está en estado de coma para averiguar qué es lo que desea. Si desea regresar, el trabajo del chamán es traerlo de regreso. Pero si desea seguir adelante, pasar, entonces el trabajo del chamán es llevarlo al lugar donde estará contento, y no dejarlo aquí, en el mundo de en medio.
El chamán sabe de la importancia de morir en paz ya que él ve claramente lo que pasa cuando  no es así. A veces cuando una persona ha muerto repentinamente o por alguna razón no acepta que ha pasado a otra realidad y no se quiere ir del plano de los vivos, se queda atrapado en un pseudomundo paralelo a este. Pero aquí no es feliz ya que su alma no puede avanzar por un camino más adecuado y a veces esta “entidad” molesta a los vivos por culpa de su inquietud. En estas circunstancias el practicante chamánico realiza el  trabajo de  psicopompo  convenciendo al ser que aun no ha transcendido a ir a un lugar más apropiado para su evolución.
¿Qué pasa en una sesión de Psicopompo?
El practicante chamánico hará un ‘viaje’ a un plano no ordinario de conciencia para ver si un alma al morir se ha quedado apegada a este mundo. Si es el caso, actuará como  psicopompo llevando al alma a un lugar donde se sentirá más plena. Muchas veces es de gran alivio para los familiares saber que su ser querido ha llegado donde tenía que ir y que está feliz. A veces el alma envía un mensaje conciliador de vuelta para ellos, que es transmitido por el practicante.

LA RECUPERACIÓN DE ALMA
Cualquier persona que haya tenido un trauma, desde la perspectiva chamánica, puede  que  haya  sufrido  una  pérdida  de  alma.  Por  alma  entendemos  la  esencia espiritual necesaria en nuestra vida, que está con nosotros desde nuestra concepción hasta nuestra muerte. El método de sanación para curar la pérdida de alma se llama “recuperación de alma”, uno de los clásicos métodos chamánicos donde el chamán va en busca de las partes del alma para traerlas de nuevo al paciente.
La perspectiva chamánica no difiere tanto de la psicología en la concepción de que cuando alguien sufre un trauma se disocia de ello, provocando muchas veces hasta el olvido del evento. El chamán también sabe que con esa disociación, muchas veces esa parte se desplaza para refugiarse en otro lugar menos hostil. Eso deja a la persona vulnerable y con menos presencia para afrontar la vida, debilitándole su fuerza vital.
Es trabajo del practicante chamánico el ir a buscar, con la ayuda de sus guías espirituales,  esas partes de Alma y traerlas de regreso.
Es muy importante entender que NO se devuelve el trauma que causó la fuga, sino la fuerza vital de ese fragmento de alma que se fue. Una vez recuperada se integrará de nuevo en la persona para que a partir de ese momento se pueda sentir más completa, pueda ser más ella  misma y vivir con armonía.
¿Para qué se necesita una Recuperación del Alma?
Todos  hemos  sufrido  traumas  físico/emocionales  graves  o  menos  graves  que posiblemente hayan causado que parte de nuestra esencia nos abandone para escapar del dolor. Dejándonos a lo largo de la vida con una sensación de que nos falta algo pero no  sabemos qué es. Accidentes, abusos, perdidas de seres queridos pueden causar una pérdida del alma. Aunque también alguien puede quitárnosla inadvertidamente a  través de las envidias o se la podemos dar a alguien como en casos de codependencias.
También es importante tener en cuenta que no todos los traumas acaban en una pérdida del alma. Ya que, dependiendo de cómo estaba la persona de fuerzas en el momento de la experiencia, muchas veces somos más fuertes de lo que creemos.
-Mircea Eliade-
Tal como lo investigara Mircea Eliade, la pérdida del alma, es el origen de muchos males y enfermedades, principalmente de la falta de poder. Muchas de nuestras carencias en las áreas afectivas y afirmativas de nuestra personalidad, se deben a que en algún momento de nuestras vidas, por diversos motivos que significaron un gran impacto y/o trauma en nuestras vivencias, se produce un desprendimiento de parte de nuestra alma, sólo una parte, ya que de perder toda el alma, no sobreviviríamos. Desde la perspectiva chamánica, las personas que sufren una gran pérdida son aquellas que quedan en estado de coma o vegetativo.
El alma, ante el trauma “se retira”, para preservarse, llevándose con ella potencialidades y capacidades.
“La psicología contemporánea, como el chamanismo, reconoce que las partes de Yo pueden separarse, dejando al individuo enajenado de su ser esencial. Algunas terapias actuales comprenden que si el trauma es demasiado severo, las partes vitales del Yo y el sentimiento partirán para disminuir el impacto del trauma. En Healing the Shame That Binds You(“Curando la vergüenza que te ata”), John Bradshaw explica que la víctima del incesto “deja el cuerpo debido a que la pena y la humillación se tornan intolerables.” Para Bradshaw, como para otros autores, los individuos disocian como un mecanismo de defensa cuando “el trauma es tan grande y el miedo tan terrible que uno necesita un alivio inmediato.” Sandra Ingerían
La principal tarea del chamán es viajar con sus animales de poder en busca de estos fragmentos de alma, recorre los territorios de las almas perdidas y las regresa, por medio del viaje, conoce los mundos del consultante y los motivos que alejaron el alma, lo que permite sanar a la persona al regresarle ese potencial que supo tener y perdió. Conocer los mundos donde habitan estas almas es de vital importancia para la recuperación de la persona, ya que brinda datos que le ayudarán a comprender cómo y porqué perdió su alma, y esto contiene a su vez la sanación del momento de la pérdida. Este aspecto puede ayudar a los psicólogos que buscan ampliar el marco de conocimientos para la recuperación de sus pacientes.
Algunos signos de posible pérdida del alma:

-pérdida de memoria
-depresión
-duelos eternos
-enfermedades crónicas
-estado de “ausencia”
-falta o disminución del poder personal o vitalidad
-tristeza
-desconexión
Y muchos más, pero todos tienen en común la ausencia de la esencia vital.

Cada día nuestro mundo nos brinda más y más situaciones de pérdida de alma debido al impactante estilo de vida que llevamos, donde es cada vez más importante el hacer y el tener que el ser, por lo que el alma cada vez necesita más cuidados y atención para permanecer en nosotros, esto sin contar los casos de robo y posesión del alma, que aumentan los casos de pérdida.
Como el alma se pierde por fragmentos del aura, lo mejor es propiciar espacios de encuentro con uno mismo para cuidar y proteger nuestra esencia, disminuyendo las posibilidades de pérdida. Un aura fuerte se logra aumentando la energía, la alegría y la armonía. Eligiendo cuidadosamente las relaciones y fortaleciendo aquellas que nos hacen bien.


Fuente: elrincondelalma.com                              Copyright © 2017. All Rights Reserved.