martes, 18 de agosto de 2015

ANIMALES DE PODER (EL NAGUAL) Y SU MEDICINA.



ANIMALES DE PODER (EL NAGUAL) Y SU MEDICINA.

Los nativos del Pacífico Noroeste, como los salish de la costa o los okanagan, llaman animales de poder a sus espíritus de ayuda de condición animal.Eso no se traduce en que el espíritu animal sea físicamente más grande o fuerte.

En este caso, poder se refiere al poder espiritual que emana de la información, conocimiento o sabiduría inherentes y que ese animal comparte gustosamente con sus compañeros humanos.

Cada animal tiene un poder en virtud de su condición de miembro de la naturaleza y cumple un papel necesario en el juego de la creación.

Ya sea un oso, un cuervo, un coyote, un ratón, una ardilla listada o un delfín, el chamán cree que cada espíritu animal puede ensamblarse a un individuo particular porque entre ambos existe una necesidad mutua y porque cada uno de ellos tiene la capacidad de ofrecer ayuda y respaldo al otro en su viaje a través de los reinos de la existencia.

Muchas personas desarrollan una fuerte afinidad con un animal a lo largo de sus vidas.

A veces ese animal totémico puede ser un juguete de la infancia o un libro de historietas que encendió las fantasías y los sueños infantiles. En la edad adulta puede ser que hayamos seguido manteniendo ese aprecio por los animales de la infancia y hayamos coleccionado figuras, leído libros o disfrutando de películas acerca de ellos. Pero, y aunque pueda suponer un disgusto para ciertas personas, ese animal no tiene por qué ser el animal de poder para la práctica chamánica.

Lo sé por mi propia experiencia, pues ya en mi infancia sentía fascinación por las ballenas.

Debo ser uno de los pocos alumnos de mi clase que leyó Moby Dick de principio a fin.

Y he seguido leyéndola de vez en cuando, inspirado por mis salidas a ver ballenas en el Cabo Cod durante los veranos.

Al igual que mucha gente, hice colecciones de mi animal favorito: pinturas, tallas de madera, esculturas, calendarios, blocs de notas, camisetas y figuras pequeñas de ballenas hechas de cualquier material, desde vidrio a goma.

Una ballena de goma todavía preside la pantalla de mi ordenador.

Estaba convencido de que la ballena, o la Ballena, como debería escribirse si se tratara de un animal de poder, sería mi espíritu compañero cuando empezase el trabajo chamánico.

Pero nunca hallé una ballena en mis primeros cuatro o cinco años de viajes chamánicos.

Sólo muy tardíamente me apareció una Ballena como espíritu de ayuda en ciertos tipos de viajes de sanación.

Tampoco quiero insinuar que el animal favorito o totémico de una familia no pueda ser su animal de poder.

Simplemente digo que, al empezar las prácticas, debemos abrir la mente y el corazón de forma que los espíritus tengan libertad para decidir qué animal de poder es más adecuado en cada ocasión. También existe la creencia extendida en diferentes partes del mundo de que los espíritus, incluidos los animales y los naturales, nos necesitan como compañeros.

El animal que se convierta en animal de poder puede buscarnos porque sus necesidades o tareas espirituales son compatibles con las nuestras.

Tengamos confianza: el animal de poder y nosotros estamos destinados a trabajar conjuntamente con objetivos individuales y colectivos, así como en el propósito más universal de recrear las condiciones paradisíacas en las que humanos y animales entendían su parentesco mutuo. También deberás comprender que un compañero espiritual animal será uno de los requisitos para emprender un viaje espiritual porque, antes de adentrarte en el cosmos espiritual de la realidad no ordinaria, deberás haber restablecido el tipo de relación con los animales -o al menos con uno- que se supone existía al principio de los tiempos: una relación de respeto y apoyo mutuo y de amistad.

Tener por compañero a un animal con el que uno puede comunicarse será el primer paso para volver a entrar en ese «tiempo fuera del tiempo»: el primer tiempo, el tiempo de ensueño o el tiempo de la creación, que todavía existe en los real-mes no ordinarios que yacen más allá de nuestro habitual estado de conciencia.

Con un animal como compañero, uno nunca perderá su ruta hacia los reinos oníricos del espíritu, pues los animales nunca se han extraviado en la senda que recorre los reinos de la naturaleza y de los misterios de la Tierra.

Los animales dan brincos hacia los reclamos de la vida de una manera más directa y espontánea que nosotros, seguros, en tanto que cuerpo y espíritu son conocedores de los requisitos de la naturaleza, de lo que debe hacerse y de las obligaciones que debemos cumplir para mantener las conexiones con el gran universo.

Para entender el concepto de la medicina animal de la misma forma que los indios americanos, tenemos que volver a redefinirlo.

La Medicina a la que se alude en mayúsculas en este libro es cualquier cosa que mejore la conexión entre uno mismo, el Gran. Misterio y la Vida en todas sus formas y manifestaciones.

Esto incluye la curación del cuerpo, de la mente y del espíritu.

Medicina es también cualquier cosa que infunda fuerzas personales, resistencia y conocimiento.

Trata sobre cómo vivir el continuo de la vida de un modo que conlleva curar a la Madre Tierra y a todos nuestros compañeros, familia, amigos y demás criaturas.

La Medicina india americana es un «modo de vivir» que lo abarca todo, porque guarda relación con el caminar por la Madre Tierra en perfecta armonía con el universo.

Nuestros compañeros en la creación, los animales, tienen unas pautas de comportamiento que transmiten mensajes de curación a cualquiera lo suficientemente atento para observar sus lecciones sobre cómo vivir.Los valiosos regalos de la verdadera Medicina son gratuitos.

Cada lección se basa en una idea o un concepto importante, y para mayor simplicidad cada animal representa una de las lecciones asignadas.En la realidad de la creación cada animal tiene cientos de lecciones que dar y todas esas lecciones son poderes que se pueden convocar.

Cuando se convoca el poder de un animal, se está pidiendo ser absorbido en total armonía con la fuerza esencial de ese ser.

Obtener conocimientos de estos hermanos y hermanas del reino animal es un proceso de curación al que uno se debe aproximar con humildad e intuición.Ciertos aspectos de las lecciones dadas por estos hermanos y hermanas han sido elegidos porque reflejan las lecciones que cada espíritu necesita aprender en el Buen Camino Rojo. Son las lecciones que enseñan cómo ser humano, ser vulnerable y buscar la plenitud en todo lo que es. Son una parte del sendero de la vida.

El poder se halla en la sabiduría y en la comprensión del papel que cada uno tiene en el Gran Misterio, y en honrar a cada ser viviente como a un gran maestro. Las lecciones aquí enseñadas son eternas y se aplican continuamente. Si el aprendizaje finaliza, también lo hacen la magia y la vida.

El silencio de una mente sosegada es la fertilidad sagrada del espíritu receptor.

Es posible encontrar animales que te hablarán de una manera especial: la del poder. Estos seres pueden traerte una Medicina especial y te llamarán durante el Tiempo del Sueño si tienes que profundizar más acerca de ellos. Tu aliado de fuerza es una especie singular con la que has descubierto una conexión importante. Dicha especie se convertirá en tu profesor con quien te dejarás crecer y aprender.

Nada puede sustituir la observación directa de estos seres en su habitat natural, porque esto te permitirá conectar con la Tierra, el animal y el Gran Misterio. El espíritu de un aliado de poder puede a veces elegir entrar en la conciencia de una persona que ha seguido el Camino de la Medicina durante muchos años y ponerse a su lado para ayudarle durante las curaciones.

Forma parte del proceso de iniciación en la Medicina Animal y aporta grandes poderes al sanador.

Cuando se aprende a hacer un llamamiento a la Medicina de cualquier persona, animal, o fuerza natural, es preciso mantener una actitud reverente y estar dispuesto a aceptar ayuda.

Por ejemplo, los niños indios saben cuando se han perdido que pueden invocar la Medicina de sus padres. Esto le dará al niño la fuerza de los padres, aunque no estén presentes físicamente.

Los padres sentirán la llamada de la necesidad del niño y muchas veces podrán ver físicamente a través de los ojos de su hijo y determinar su situación. Es un tipo de poder que nace de la idea de la unidad y de que cada ser guarda en su interior una parte de todos los demás seres vivientes. Es la ley de la unidad.

También es posible convocar el poder de sanación de un animal cuando se requieren talentos especiales. Como todas las cosas en este universo están construidas con los mismos elementos y partículas, es relativamente seguro asumir que todos nos comunicamos a través del común denominador de cada átomo, que es la fuerza creadora o el Gran Espíritu que vive dentro del Gran Misterio. Es la enseñanza de estas verdades la que ha llevado a las gentes indias al conocimiento, y esas mismas verdades podrían abrirte a ti la puerta.

TOM COWAN Un excelente articulo de Tom Cowan, solo puedo añadir que ese animal puede ser un insecto, reptil, molusco, pez...sin diferencia y que vive el interior de tu Corazón. Es tu esencia primigenia energética cuando llegaste a este Yachaywasi o Escuela de Conocimiento y Sabiduría procedente de las Estrellas, y no como nos hicieron creer en sus "Libros Sagrados"...

También te puedo asegurar que no hay que luchar ni ser guerreros en esta época para llegar a eso, solo darse cuenta que este es un teatro enorme y observar en bendición y perdón en el Amor Incondicional o Sumaqmunay!

Lobo Blanco Wayna Pacha