domingo, 27 de abril de 2014

Los beneficios de la ayahuasca o Yagé.













 Los beneficios de la ayahuasca

BENEFICIOS FÍSICOS Y MENTALES

Hoy en día el Ayahuasca esta visto como una droga alucinógena; sin embargo, las personas no saben las propiedades místicas y medicinales para el cuerpo, mente y alma que posee esta planta y los grandes beneficios que nos puede traer para el resto de nuestras vidas.
Mitológica y tradicionalmente, se entiende que la Ayahuasca es la máxima deidad de toda la realidad natural. La Ayahuasca es la madre (espíritu o alma) de todas las madres. Se concibe tradicionalmente, que en la naturaleza, el agua, las piedras, la tierra, los animales y cada una de las plantas, tienen un alma que las sustenta. De todas estas almas, la de mayor dimensión, es la “Madre Ayahuasca”, espíritu de todos los espíritus. Hablar de la Ayahuasca, es hablar de la mayor vibración (conciencia cósmica) contenida en la naturaleza. En este sentido, Ayahuasca equivale a Dios, en el sentido más amplio, profundo y panteísta del concepto.

Entendemos que el ser humano es una realidad bio-psico-socio-cultural, y por ello, somos una gran unidad, que integramos en nuestra constitución, de manera indesligable, a los planos: físico y mental.
La propiedad fundamental que produce la bebida Ayahuasca, es la de despertar nuestra conciencia. al Beber Ayahuasca para pensar y repensar, para descubrir y re-descubrir, para extender y extender, cada vez más y más, nuestra infinita conciencia. Así, la Ayahuasca, pone en actividad algunas funciones cerebrales, cotidianamente inactivas o neutralizadas.
Este despertar de la conciencia, es en otros términos, el conjunto de bondades, ventajas curativas o beneficios reales que produce la Ayahuasca, que describimos a continuación:
  • PURGA, LIMPIEZA FÍSICA (orgánica) Y PSICOLÓGICA (espiritual)

    La Ayahuasca, es conocida y empleada tradicionalmente, como un purgante para el cuerpo y para el alma. Al beber ayahuasca, realizamos una profunda limpieza orgánica y psicológica-espiritual. La Ayahuasca, es medicina mágica que produce efectos rehabilitadores reales. Diversos malestares orgánicos han sido tratados, y aun todavía, ésta maravillosa substancia nos sigue admirando, con la variedad de problemas físicos que resuelve, luego de una consecuente etapa de tratamiento.
  • PARA TRATAR LAS ADICCIONES Y TOXICOMANIAS.

    La ayahuasca permite rehabilitar toxicómanos o sujetos de comportamiento compulsivo. Es un excelente remedio para tratar las dependencias, sean de drogas duras o prohibidas y también las aparente e inofensivas drogas legales. Por su reveladora capacidad de cohesionar la conciencia despierta con el mundo sub-consiente, re-encausa el sentido de vida existencial que el enfermo o toxicómano ha perdido.
  • AUTO-CONOCIMIENTO, AUTO-EVALUACIÓN, AUTO-ANÁLISIS.

    La purga con Ayahuasca, es una purga integral, y por lo tanto, abarca también y necesariamente, una “purga” de tipo psicológica. Se trata de la expulsión de auto-condicionamientos mentales que nos son perjudiciales. La Ayahuasca nos permite realizar la autocrítica de mayor calidad de toda nuestra existencia. Es la auto-evaluación más completa; es el balance o auto-análisis de mayor provecho que podemos lograr. Es visualizar detalladamente nuestra vida, para a partir de este reconocimiento buscar las soluciones más pertinentes a nuestras dificultades latentes. El logro del desarrollo de este auto-conocimiento, es dirigir nuestra atenta mirada a nosotros mismos.
  • LA TERAPIA DEL VUELO MÁGICO.

    La etapa de purga psicológica del trance, se suele presentar como una lucha contra nuestros propios temores; en tal sentido, se asume el reto de pasar por terrenos oscuros de nuestro sub-consiente, para ascender luego al cielo, donde se haya la paz, la armonía o la curación. Esta trayectoria tiene el esquema (proceso curativo) que consiste en liberarse de los fantasmas psíquicos, exorcizar nuestros propios demonios, para luego, liberados y purificados, alcanzar la paz y la salud.
  • REGRESIÓN o INTROSPECCIÓN.

    Recorrido profundo a través de nuestra evolución psíquica, revisando cada etapa de nuestra vida para una mejor auto-comprensión. Es una verdadera reviviscencia, un verdadero y real volver a vivir algunos pasajes de nuestra vida, para superar conflictos. Téngase en cuenta que esta retrospección, es la base necesaria para mirar hacia nuestro porvenir. Una mirada clara y completa hacia el pasado, permite proyectarse sólidamente hacia el futuro.
  • RECONOCIMIENTO DE NUESTRA EVOLUCIÓN PSÍQUICA

    Este proceso regresivo, desbloquea traumas, miedos, fobias; bloqueos emocionales implantados en nuestro subconsciente durante nuestra infancia, vida intrauterina o incluso, posibles vidas anteriores las cuales representan nuestras tendencias y limitaciones actuales. La Ayahuasca nos permite desarrollar nuestro propio aprendizaje inherente a la propia línea evolutiva y descubrir o redescubrir cual es nuestro objetivo personal, cuáles son las decisiones correctas en la vida cotidiana que debemos tomar.
  • CONSCIENCIA DE NUESTRA SUBCONSCIENCIA.

    El subconsciente es lo oculto de nuestro ser, es la memoria de todas las experiencias que nuestro consciente no recuerda. El subconsciente es donde se instauran los traumas, los miedos y los recuerdos que de forma inconsciente nos afectan sin saber de dónde salen. La capacidad que tiene la Ayahuasca de abrir el subconsciente la convierte en una sustancia de gran potencial en auto-psicoterapias.
  • FUNCIÓN ADAPTOGENA

    La ayahuasca, permite desarrollar procesos cognitivos que permiten una mejor comprensión del medio social en el que vivimos, y con ello se produce una plena comprensión del papel que nos toca cumplir en la sociedad. La Ayahuasca cumple función adaptógena o socializadora. Se resuelven así, desajustes y contrariedades relacionadas con la posición que nos toca ocupar en el mundo; esta función tiene que ver con descubrir el sentido que tiene nuestra existencia.
  • LA AYAHUASCA ES UN DESALUCINADOR

    Estas "plantas maestras" son mal llamadas drogas o alucinógenos, cuando realmente son DESALUCINADORES, pues nos permiten percibir la realidad tal cual es, y salir de la alucinación cultural y social en la que podemos estar entrampados. Mucha gente se haya alucinada, extraviada con respecto a no tener claro lo que están haciendo en la vida. Mucha gente se haya envuelta en una enfermiza ilusión y por lo tanto son víctimas de un proceso decadente de enajenación o alienación en todo los niveles. La Ayahuasca rompe esa ilusión, despierta y presenta al mundo y la vida tal y como son. No existe mejor forma de poner los pies sobre la tierra, que bebiendo Ayahuasca y despertando de todas nuestras alucinaciones socio-culturales.
  • DESARROLLO DE LA IMAGINERIA MENTAL.

    La creatividad, inspiración y mayores recursos para innovar cosas e ideas, se ponen de manifiesto o en actividad. Al lograr una ampliación de la conciencia, tenemos con esto, mayores recursos para crear y recrear, para pensar mejor y realizar mejor nuestras actividades.
  • EXPERIENCIA DE ÉXTASIS MÍSTICO

    La innata búsqueda espiritual, se canaliza y concretiza, al ingresar en la dimensión mágica de la Ayahuasca, que permite sentir y vivir a Dios dentro de uno mismo.
  • CONCIENCIA CÓSMICA O MÍSTICA

    Además de los ordinarios estados de conciencia con los que solemos vivir cotidianamente, podemos ascender a verdaderos estados elevados de conciencia; estos estados se logran a través de las experiencias místicas (estados supremos de conciencia, conciencia iluminada o cósmica) donde se trasciende las fronteras usuales del ego y se siente uno con el universo.
    Nuestra plena realización en la vida, incluye aprovechar estos elevados estados de conciencia para orientar mejor nuestra vida.
  • REALIZACIÓN ESPIRITUAL.

    Se logra transitar por un camino de apertura espiritual y auto-descubrimiento, de nuestro ser esencial. Es el verdadero reconocimiento de nuestra alma, y por ende, reconciliación con la totalidad, es decir, contacto con la suprema deidad cósmica.
  • MÁS ALLÁ, DE UN LIMITADO Y MECÁNICO PENSAMIENTO RACIONAL

    Diversas culturas en el mundo, han elaborado y desarrollado complejos saberes y técnicas para el manejo de los diversos estados extraordinarios de conciencia. Los seres humanos desde siempre, fueron consientes de la necesidad de conquistar estos reveladores estados de conciencia. Con el proceso del desarrollo de la sociedad (civilización), los hombres han ido configurando, domesticando y acondicionando su manera de pensar a determinados cánones o esquemas.
    Uno de estos modelos de pensamiento, es el generado por el mundo occidental, basado en la “razón científico-filosófica tradicional”. Pero no olvidemos que este modelo de razón, es sólo eso, un modelo racional; no es el único. En tal sentido, el proceso de racionalización del mundo, que va desde los primeros mitos hasta la ciencia actual, es un proceso que ha ido integrando paulatinamente diversos aspectos de la realidad, cada vez más amplios. Por lo tanto, la racionalidad humana, también ha ido creciendo e integrando, cada vez más, nuevos y diversos ángulos de comprensión racional de las cosas.
    Algo que debemos comprender, es que nuestros esquemas racionales que pretenden explicar las cosas, tienen que adaptarse a las cosas y no pretender que la naturaleza se adapte a nuestros esquemas conceptuales. Sigmund Freud precisamente, señalaba que el mundo de nuestro subconsciente, era una parte de la realidad que no se ajustaba a ninguna lógica ni esquema racional convencional.
    Se hace necesario entonces ser muy prudentes con respecto al intento de entendernos profundamente. En este sentido la Ayahuasca, nos permite mayor apertura y sensatez en cuanto a querer comprender la realidad, haciendo uso de una racionalidad flexible, prudente, abierta, y por supuesto evitando entramparse en el dogmatismo científico, filosófico o religioso.
AGUDA SENSIBILIDAD, EMPATIA Y VISUALIZACIÓN INTERIOR.

Lo primero que podemos experimentar cuando bebemos Ayahuasca, es una finísima agudización de nuestros sentidos. Esta mayor percepción sensible estimula inmediatamente una mayor capacidad de comprensión, así como un manejo más sincero y efectivo de nuestras emociones y sentimientos.
Se logra así, una reconciliación con las personas que nos rodean, así como también con todas las cosas artificiales o naturales que nos circundan. La Ayahuasca nos permite vivir una gran empatía, una completa comunicación con la totalidad y además nos permite ver dentro de nosotros mismos. La finísima agudización de nuestras facultades, es lograr la clarividencia.