viernes, 14 de octubre de 2016

Shu.



Shu
Religión o MitologíaMitología egipcia
Patrón(a) o Dios(a) deDios del aire
Venerado enHeliópolis, Dendera, Edfú y Menfis

Shu.png

Shu. Antiguo dios egipcio del aire, hijo de Atum, nacido junto con su hermana Tefnut. Su nombre šw significa “Estar vacío” y “Luz”; constituye el principio de vida. Es el aire (en el sentido de atmósfera, aire seco) que se encuentra entre el cielo y la tierra, su soporte, el lugar gracias al cual pueden vivir y respirar hombres, animales y plantas.




Iconografía

Aparece como un hombre con una pluma de avestruz en la cabeza; en una mano lleva un cetro o el anj; o como hombre con una rodilla en tierra, sosteniendo el cielo con sus manos; los cuatro pilares que sostienen el cielo en los cuatro puntos cardinales fueron llamados "pilares de Shu". Puede aparecer surgiendo por detrás de la tierra, llevando el disco solar sobre su cabeza y con las manos sujetando las bases del disco. A veces aparece en forma de león, una de sus manifestaciones sagradas. En la representación del mito aparece separando a sus hijos Nut y Gueb.

Separación del cielo y la tierra por Shu

Mitología

Según las teorías de Heliópolis, Shu sucedió a Ra en el trono, y posteriormente abdicó en favor de su hijo Gueb. Según una leyenda durante el reinado de Shu, la serpiente Apofisinstigó contra él, tras lo que abandonó la tierra para ascender al cielo y dejó el gobierno en manos de Gueb.
Presente en los Textos de las Pirámides como deidad cósmica, personifica el aliento del difunto, el aire. Sus huesos pueden adivinarse en el cielo, en forma de nubes que ayudan al rey en su ascensión a las alturas. Es el responsable de todos los fenómenos atmosféricos, siempre que estos no sean violentos. Su función como sustentador de la bóveda celeste queda muy clara en el Libro de los Muertos y se entendió que Hermópolis fue el lugar en el que “el dios Shu había levantado el cielo”. Así, es el creador de ocho Heh nacidos para poder sujetar la bóveda celeste en forma de vaca. Relacionado conOnuris, formó parte del mito de la Diosa Lejana y presentó aspectos agresivos conectados con la mítica personalidad del rey.
Como dios funerario habita en el Más Allá. Tiene un carácter muy hostil, aunque sólo deben temerle aquellos que no hubieran sido suficientemente justos en la tierra. Él era el “fiscal” en el tribunal que juzgaba las acciones del finado y determinaba si era merecedor de vida eterna.
Formando parte de la enéada heliopolitana fue el elemento masculino de la primera pareja creada por Atum, nacido gracias a la expectoración o a la saliva de este dios. Era un aspecto de la deidad suprema Atum-Ra en la creación, que simbolizaba la fuerza vital que anima el universo. Junto a su esposa, la leona Tefnut, esta pareja de gemelos expresan la realidad de lo masculino y lo femenino, personificando el orden que debe mantenerse y la multiplicidad de formas. Bajo tal imagen se representa como un león que, por otro lado, siempre fue símbolo guerrero, de protección y de creación. Por eso, en los Textos de los Sarcófagos figura como un dios creador.

Culto

En el periodo romano Shu fue asociado a Ra. En Tinis se identificó con Onuris y los griegos lo hicieron con Agatodemon. Sus centros de culto están en Heliópolis, Dendera, Edfú y Menfis. Dendera fue llamada "Hinu-en Shunefer"; Edfú "Edfú de Shu"; y Menfis llevó el nombre de "Palacio de Shu".

Fuentes

  • Castel, Elisa. Gran Diccionario de Mitología Egipcia. Madrid : Editorial Aldebarán, 2001.
  • Thode, Rosa. El Panteón: Shu. La Tierra de los Faraones [En línea] [Citado el: 21 de Junio de 2011.] http://www.egiptologia.org/mitologia/panteon/shu.htm