sábado, 11 de junio de 2016

SABIDURÍA DE CONFUCIO.

1-No importa lo lento que vayas mientras no te detengas.
2-Elige un trabajo que ames, y no tendrás que trabajar un día en tu vida.
3-La vida es muy simple, pero insistimos en que sea complicada.
4-El hombre que mueve montañas comienza cargando pequeñas piedras.
5-Nuestra mayor gloria no esta en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos.
6-Vayas a donde vayas, ve con todo tu corazón.
7-Respetate a ti mismo y otros te respetaran.
8-Todo tiene belleza, pero no todo el mundo la ve.
9-La gema no puede ser pulida sin fricción, ni el hombre perfeccionado sin pruebas.
10-Si cometes un error y no lo corriges, a eso se le llama error.
11-Conocer lo que conoces y lo que no conoces, eso es el verdadero conocimiento.
12-No puedes abrir un libro sin aprender algo.
13-El que conoce todas las respuestas no ha hecho todas las preguntas.
14-El éxito depende de la preparación previa, y sin esa preparación es seguro que será un fracaso.
15-Cuando es obvio que las metas no pueden ser alcanzadas, no ajustes las metas, ajusta las pasos de acción.
16-Un hombre superior es modesto en su discurso, pero excede en sus acciones.
17-Escucho y olvido. Veo y recuerdo. Hago y entiendo.
18-La humildad es la base sólida de todas las virtudes.
19-Cuando crece el odio, piensa en las consecuencias.
20-Si piensas en términos de un año, planta una semilla; en términos de diez años, planta árboles, en términos de 100 años, enseña a la gente.
21-Es sencillo odiar y es difícil amar. Así es como funciona el esquema completo de las cosas. Todas las cosas buenas son difíciles de conseguir; y las cosas malas son sencillas de conseguir.
22-El verdadero conocimiento es conocer la extensión de la propia ignorancia.
23-La fuerza de una nación se deriva de la integridad del hogar.
24-Amar y reconocer los defectos de aquellos que se aman; odiar y reconocer las cualidades de aquellos que se odian, son dos cosas bastante raras bajo el cielo.
25-La sabiduría, la compasión y el coraje son las tres cualidades morales universalmente reconocidas de los hombres.
26-El que aprende pero no piensa, esta perdido. El que piensa pero no aprende esta en gran peligro.
27-Estudia el pasado si quieres adivinar el futuro.
28-Las expectativas de vida dependen de la diligencia; el mecánico que quiere perfeccionar su trabajo debe primero afilar sus herramientas.
29-El hombre superior entiende lo correcto; el hombre inferior entiende lo que venderá.
30-Un caballero se avergonzaría si sus acciones no coinciden con sus palabras.
31-El hombre superior actúa antes de hablar, y después habla de acuerdo a sus acciones.
32-Nunca contraigas amistad con un hombre que no es mejor que tú mismo.
33-Por naturaleza, los hombres son casi iguales; por práctica, llegan a separarse ampliamente.
34-Si camino con dos hombres, cada uno de ellos serán mis maestros. Elegiré los buenos puntos de uno y los imitará, y los malos del otro y los corregiré en mi mismo.
35-En un país bien gobernado, la pobreza es algo de lo que estar avergonzado. En un país mal gobernado, la riqueza es algo de lo que estar avergonzado.
36-Es más vergonzoso desconfiar de nuestros amigos que ser engañado por ellos.
37-Nunca des una espada a un hombre que no puede bailar.
38-El tiempo fluye como el agua en el río.
39-No impongas a los demás lo que tú mismo no deseas.
40-No estoy preocupado por el hecho de que no se me entienda. Me molesta cuando no entiendo a los demás.
41-Cuanto más medita el hombre en buenos pensamientos, mejor será su mundo y el mundo en general.
42-El cauto raramente se equivoca.
43-Un gobierno opresor se debe temer más que a un tigre.
44-Lo que no quieres que te hagan a ti, no lo hagas a los demás.
45-Lo más difícil de todo es encontrar un gato negro en una habitación oscura, sobre todo si no hay gato.
46-Cuando alguien pone el dedo en la llaga, sólo los necios piensan que lo importante es el dedo.
47-Antes de embarcar en un viaje de venganza, cava dos tumbas.
48-Debemos sentir dolor, pero no hundirnos bajo su opresión.
49-Ver lo correcto y no hacerlo es falta de coraje o de principios.
50-La ignorancia es la noche de la mente, pero una noche sin luna y estrellas.
51-La voluntad de ganar, el deseo de tener éxito, el deseo de alcanzar tu pleno potencial, estas son las llaves que abrirán la puerta a la excelencia personal.
52-Por tres métodos tenemos que aprender la sabiduría: primero por la reflexión, la más noble; segundo, por la imaginación, la más sencilla; y tercero por la experiencia, la más amarga.
53-El silencio es un verdadero amigo que nunca traiciona.
54-Los firmes, los resistentes, los sencillos y los modestos están cerca de la virtud.
55-Por mirar la pequeñez de un gusano podemos perder la grandeza de un eclipse.
56-Sólo cuando el príncipe sea el primero en practicar las virtudes podrá exigir a los demás que sean virtuosos. Si el príncipe no posee ni practica las virtudes no podrá exigir que sus siervos las practiquen.
57-Ver lo correcto y no hacerlo es cobardía.
58-Desde el hombre más noble al más humilde, todos tienen el deber de mejorar y corregir su propio ser.
 59-El objeto del hombre superior es la verdad.
60-El respeto por los demás es la base de una buena vida, de una buena sociedad.
61-No te avergüences de errores y haciéndolos así crímenes.
62-No pretendas apagar con fuego un incendio, ni remediar con agua una inundación.
63-La naturaleza hace que los hombres nos parezcamos unos a otros y nos juntemos; la educación hace que seamos diferentes y que nos alejemos.
64-La naturaleza humana es buena y la maldad es esencialmente antinatural.
65-Mucho más excelente es la virtud del que permanece fiel a la práctica del bien,aunque el país se halle carente de leyes y sufra una deficiente administración.
66-Olvida las lesiones, nunca olvides las bondades.
67-La vejez, créeme, es algo bueno y placentero.
68-El camino de la verdad es ancho y fácil de hallar. EL único inconveniente estriba en que los hombres no lo buscan.
 69-Si ya sabes lo que tienes que hacer y no lo haces entonces estás peor que antes.
70-Los defectos de un hombre se adecuan siempre a su tipo de mente. Observa sus defectos y conocerás sus virtudes.
71-No me preocupa el no ser conocido. De lo que trato es de hacerme digno de ser conocido.
 72-Cuando veas el bien, procede como si nunca pudieras alcanzarlo completamente; cuando te veas frente a frente con el mal, procede como si fueras a probar el calor del agua hirviendo.
73-El caballero se culpa a sí mismo, mientras que el hombre ordinario culpa a los demás.
74-La seriedad es sólo la corteza del árbol de la sabiduría; sin embargo, sirve para preservarla.
 75-Aquel que realmente ha establecido su mente en la virtud no cometerán ningún acto perverso.
76-Resulta totalmente imposible gobernar un pueblo si éste ha perdido la confianza en sus gobernantes.
 77-Solo el virtuoso es competente para amar u odiar a los hombres.
78-Un hombre sin virtud no puede morar mucho tiempo en la adversidad, ni tampoco en la felicidad; pero el hombre virtuoso descansa en la virtud, y el hombre sabio la ambiciona.
79-Exígete mucho a ti mismo y espera poco de los demás. Así te ahorrarás disgustos.
80-Un hombre no trata de verse en el agua que corre, sino en el agua tranquila, porque solamente lo que en sí es tranquilo puede dar tranquilidad a otros.
81-El lenguaje artificioso y la conducta aduladora rara vez acompañan a la virtud.
82-Ni quiero ni rechazo nada de modo absoluto, sino que consulto siempre las circunstancias.
83-No te quejes de la nieve en el techo del vecino, cuando también cubre el tejado de tu casa.
84-Es posible conseguir algo luego de tres horas de pelea, pero es seguro que se podrá conseguir con apenas tres palabras impregnadas de afecto.
85-Si la naturaleza prevalece sobre la cultura, se tiene a un salvaje; si es la cultura la que prevalece, a un pedante. Sólo del equilibrio nace el caballero.
86-El gobernante sabio, es liberal sin ser pródigo, hace trabajar al pueblo. Quiere y no es ávido, es grande sin ser soberbio, es digno sin ser adusto.
87-Solo los hombres más necios y sabios no cambian nunca.
88-El que habla sin modestia le resultará difícil hacer buenas sus palabras.
89-Los vicios vienen como los pasajeros, nos visitan como huéspedes y se quedan como amos.
90-Nada es más digna de admiración en un hombre noble que el saber aceptar e imitar las virtudes de los demás.
91 -El noble promueve lo que tiene de hermoso el hombre, el vil lo que tiene de feo.
92 -No debe afligirnos el que los hombres no os conozcan. Lo lamentable es que no seáis dignos de ser conocidos por los hombres.
93-Cuando el corazón se agita, se ofrenda rutinariamente. Por eso, sólo el sabio es capaz de agotar el sentido de la ofrenda.
94-Es más fácil apoderarse del comandante en jefe de un ejército que despojar a un miserable de su libertad.
 95-El que no economice tendrá que agonizar.
96-Aprende a vivir y sabrás morir bien.
97-Una casa será fuerte e indestructible cuando esté sostenida por estas cuatro columnas: padre valiente, madre prudente, hijo obediente, hermano complaciente.
98-Es justamente un signo de educación que cuando te encuentras con algo que no conoces tratas de comprender aprendiendo sobre él.
99-Aquél que procura asegurar el bienestar ajeno, ya tiene asegurado el propio.
100-Quien aprende, no por ello penetra hasta la verdad; quien penetra hasta la verdad, no por ello es capaz de afianzarla; quien la afianza, no por ello está en condiciones de sopesarla en cada circunstancia particular.
101-El principio de la sabiduría es llamar a las cosas por su nombre.
102-Quien pretenda una felicidad y sabiduría constantes deberá acomodarse a frecuentes cambios.
103-El arquero es un modelo para el sabio. Cuando le ha fallado al blanco, busca la causa en sí mismo.
104-No hay error en admitir que tú solo no puedes mejorar tu condición en el mundo; para crecer, necesitas aliados con los que crecer juntos.
105-Debes tener siempre fría la cabeza, caliente el corazón y larga la mano.
106-Trabaja en impedir delitos para no necesitar castigos.
107-Los defectos y faltas de los hombres dan a conocer su verdadera valía. Si examinamos con atención las faltas de un hombre, llegaremos a conocer si su bondad es sincera o fingida.
108-Es el hombre el que hace grande a la verdad, y no la verdad la que hace grande al hombre.
109-Es posible lograr que el pueblo siga al hombre bueno, pero nunca se le podrá forzar a que le comprenda.
110-Si no estamos en paz con nosotros mismos, no podemos guiar a otros en la búsqueda de la paz.
111-Los caminos del sabio son elevados e inasequibles. Sus actos pueden ser admirados, pero no imitados.
112-Sólo los sabios más excelentes, y los necios más acabados, son incomprensibles.
113 -Un hombre que tiene un alma hermosa tiene siempre cosas hermosas que decir; pero un hombre que dice cosas hermosas no tiene necesariamente el alma hermosa.
114-La conciencia es la luz de la inteligencia para distinguir el bien del mal.
115-El gobernante sabio, es liberal sin ser pródigo, hace trabajar al pueblo. Quiere y no es ávido, es grande sin ser soberbio, es digno sin ser adusto.
116-Si no se respeta lo sagrado, no se tiene nada en que fijar la conducta.
117-Hacer verdaderos los pensamientos significa no engañarse a sí mismo.
118-El cielo significa ser uno con Dios.
119-Un dirigente debe ser cuidadoso con sus palabras y su conducta.
120-Si no conocemos todavía la vida, ¿cómo va a ser posible conocer la muerte?
121-Aquel que gobierna por medio de su excelencia moral puede compararse a la estrella polar, que permanece en su sitio en tanto todas las demás estrellas se inclinan ante ella.
122-Aprender sin reflexionar, es malgastar la energía.
123-Quien volviendo a hacer el camino viejo aprende el nuevo, puede considerarse un maestro.
124-Los hombres se distinguen menos por sus cualidades que por la cultura que ellos mismos se proporcionan. Los únicos que no cambian son los sabios de primer orden y los completamente idiotas.
125-Hay que esperar lo inesperado y aceptar lo inaceptable. ¿Qué es la muerte? Si todavía no sabemos lo que es la vida, ¿cómo puede inquietarnos conocer la esencia de la muerte?
126-Quien se controla a sí mismo y por el bien, no tendrá dificultad alguna para gobernar con eficacia. Al que no sabe gobernarse a sí mismo, le resultará imposible ordenar la conducta de los demás hombres.
127-¿Me preguntas por qué compro arroz y flores? Compro arroz para vivir y flores para tener algo por lo que vivir.
128-Nunca hagas apuestas. Si sabes que has de ganar, eres un pícaro; y si no lo sabes, eres.