lunes, 21 de agosto de 2017

La Mescalina.

 La imagen puede contener: comida
La Mescalina es una sustancia que se encuentra naturalmente en el Peyote (Lophophora williamsii), un cactus que se encuentra principalmente en el Norte de México (sobre todo en la Sierra que corre entre Nayarit y San Luis Potosí) y algunos lugares del Sur de Estados Unidos, también está presente en los cactus San Pedro (Echinopsis Pachanoi) y Antorcha Peruana (Echinopsis peruviana), estos últimos se encuentran más al Sur, desde Perú hasta Ecuador; pertenece al grupo de las fenetilaminas y se ha usado tradicionalmente por Coras, Tarahumaras, Tepehuanis, Huicholes o Wixárikas, y varias tribus de Estados Unidos como los Hopi o los Pueblo, que han habitado estas regiones por al menos 3,000 años (de esa fecha data la referencia al Peyote más vieja que se ha descubierto).
La Mescalina fue el primer compuesto psiquedélico natural en ser aislado (1897 por el Alemán Arthur Heffter) lo que desencadenó toda una línea de investigación psiquiátrica debido a que, según la interpretación de especialistas en el momento, los efectos que producía se asemejaban a un estado de psicosis agudo. Esta es la razón por la que esta familia de sustancias (los psiquedélicos) fueron llamadas psicotomiméticas. Esto fue evolucionando a lo largo del tiempo y también recibieron el nombre de Fantástica, Alucinógenos, Psicodélicos.
Esta sustancia fue sintetizada en laboratorio por primera vez en 1919 por Ernst Späth. Aunque esto se puede llevar a cabo en diversos laboratorios, no es común debido al costo.
El uso de estos cactus, principalmente del Peyote, ha sobrevivido a la conquista y se ha mantenido dentro de contextos rituales y religiosos. Los grupos que lo utilizan le guardan mucho respeto ya que según sus creencias, les ayuda a entrar en contacto con la divinidad y esto implica que se debe ser “puro” de espíritu para no sufrir experiencias negativas.
El Peyote crece en conjuntos denominados “manchas”, al abrigo de arbustos o plantas con púas que lo protejan de las heladas y de los depredadores. Es un cacto pequeño de color verde grisáceo cuyas raíces en forma de cono se hunden profundamente en la tierra. Su crecimiento es muy lento y requieren más de 15 años para llegar a la madurez. Puede tener entre 5 y 13 “meristemas” (gajos). A los que tienen cinco se les conoce como "estrellas" y son los más buscados debido a sus poderosas concentraciones psicoactivas. Se recoge antes del tiempo de lluvias que antecede a la floración cortándose al ras del suelo (para que de la raíz brote una nueva cabeza). Cuando se seca, se encoge y adquiere un color gris oscuro, entonces se le conoce como "botón de peyote".
El cactus San Pedro se usa en Ecuador y Perú en rituales chamánicos que implican la interacción de una persona que está mediando el viaje de quien lo consume para ayudar a la sanación o curación adecuada a través de ese plano espiritual. Recibe el nombre del santo cristiana encargado de guardar las puertas al cielo (San Pedro). Es un cactus columnar, largo y de crecimiento rápido. Cada año se eleva aproximadamente un metro y su diámetro aumenta alrededor de 12 centímetros.
La Mescalina pura tiene el aspecto de cristales blancos y un sabor muy amargo, por lo general lo que se puede conseguir como Mescalina “pura” en el mercado negro proviene del cactus y por lo tanto todavía tiene impurezas o residuos de material vegetal.

universodelasdrogas.org/#!/Mescalina