sábado, 27 de febrero de 2016

¿QUIÉNES SON LOS DUEÑOS DE LA AYAHUASCA?

  ¿Los que la descubrieron? ¿Los que la producen? ¿Los que la distribuyen? ¿Los que la dan a otros? ¿Los que la toman? o ¿Todos?

octubre 25

NADIE PUEDE SER EL DUEÑO DE AQUELLO QUE NOS SANA Y QUE PROVIENE DE LA NATURALEZA

Un patrimonio de la humanidad, de la naturaleza selvática, y de la consciencia cósmica, que extrañamente para algunos, es de propiedad de unos pocos.

En primer lugar habría que definir qué es Ayahuasca, ¿una planta? ¿Un nombre? ¿Una marca? ¿Una fórmula química? ¿Una medicina? O ¿un movimiento mundial para el despertar de la consciencia?
Este es el gran asunto por el que muchos chamanes, científicos, antropólogos, ayahuasqueros se están debatiendo, y es el motivo por el que se ha mediatizado una campaña de difamación en mi contra, y de la organización que he fundado para la difusión del uso psicoterapéutico de la Ayahuasca. Algunas de estas personas creen que yo me he adueñado de la Ayahuasca, como si eso se pudiera hacer. Esta percepción se desprende del hecho de que he realizado la mayor campaña de difusión del uso consciente y responsable  de la Ayahuasca en el mundo.
Ser el fundador de una organización que trabaja para la expansión de un método en el que se utiliza la ayahuasca, no puede suponer que yo me sienta dueño de dicha herramienta. Es cierto que tengo tierras en la selva en las que planto ayahuasca, y se podría decir que soy el propietario de “esas” plantas, o también de los brebajes que preparan los chamanes con sus plantas y que me lo entregan a mí. Luego se convierten en una herramienta que utilizamos en los retiros de evolución personal. En cierto sentido soy dueño de una idea, nada más, pero preferiría decir que la idea es dueña de mí, porque me poseyó a tal punto que me entregue totalmente al desarrollo y realización práctica de esa idea.
Yo soy un recién llegado en el mundo de la ayahuasca, solo hace apenas unos 15 años que he tomado por primera vez, a partir de ahí me di cuenta que debía hacer algo, desarrollando un uso diferente al que conocí en mis primeras tomas de Ayahauasca, y que incluyera una atención psicoterapéutica y un enfoque trascendente que acompañe al tomador con otras herramientas de comprensión, para que le inspire a dejar de tomar ayahuasca cuando haya acabado su proceso de sanación, para que pueda continuar su camino en libertad; pues es una planta que acompaña o potencia el proceso psicoterapéutico y espiritual por el que la consciencia de un individuo evoluciona; por ello las miles de personas que asisten a estos retiros tienen la posibilidad de resolver o superar sus dificultades o bloqueos, sin la necesidad de quedar atrapados o enganchados a una sustancia ni a un método. Pues este método que utilizamos en nuestra organización ha sido concebido para la libertad interior de los participantes.
Haber fundado la PRIMER Escuela Europea Ayahuasquera, no significa que sea dueño de todas las escuelas ayahuasqueras, incluso los auténticos dueños de esta escuela que fundé en diciembre del 2013 son los profesores, organizadores y responsables, quienes la están creando y dándole forma mes  a mes, con el transcurso de cada ciclo formativo, fluyendo con cada cosa que sucede y cambiando todo lo que sea necesario para que los alumnos vayan integrando grandes aprendizajes que ellos descubren dentro de sí y por ellos mismos. Ahora hay otras escuelas y estoy encantado de ello, si me lo pidieran les promocionaría sus cursos en nuestras páginas web y redes sociales, porque amo la difusión de propuestas relacionadas con la expansión del uso consciente de la ayahuasca. ¿Cuál es el problema que haya muchas escuelas, muchos ayahuasqueros y muchos métodos de uso de la ayahuasca?
Para mí, ninguno. Porque no hay dueños, ni derechos especiales para quienes han llegado primero.
NUEVA GUERRA DE INTERESES:
En las décadas de los 60-70 hubo una gran guerra de intereses entre chamanes amazónicos por la llegada de muchos hippies y gente en busca de enteógenos,  hasta ese momento los chamanes no eran conscientes de lo que tenían en la mano,  al ver tanto interés en tantas personas surgió el problema, había mucha gente interesada en tomar ayahuasca, y entre ellos se preguntaban: ¿Quién de nosotros es el mejor? ¿Quién tiene las mejores plantas? ¿Quién es el dueño del uso oficial de la ayahuasca? ¿Quién tiene más autoridad o sabiduría para dar ayahuasca a otros?    En el fondo todos querían aprovechar una honesta oportunidad de ganar dinero, discípulos, atención, protagonismo, etc.  Algunos lo aprovecharon mejor que otros.  Es parte de la realidad humana, cuando algo despierta mucho interés surgen hombres que se quieren apropiar de ello, y si hay varios que se creen sus propietarios se arma la guerra. ¿Quién puede tener la razón?
En este momento, más de 50 años desde que esa guerra acabó con muchos chamanes –según lo que algunos chamanes que sobrevivieron me han contado-, se ha vuelto a reproducir en esta época pero con un volumen infinitamente superior a ese momento. Por un lado porque son millones las personas que tienen interés por la ayahuasca, por otro lado ya no quedan muchos chamanes auténticos en la amazonia, y por tanto somos muchos los que la llevamos y usamos por el mundo sin ser chamanes. Además han surgido corrientes de investigación antropológicas y científicas que adquirieron conocimientos acerca de esta planta, lo que les ha creado la sensación de dominio o poder sobre el uso, o sobre los conocimientos que han adquirido.
Por otro lado,  los nuevos medios de comunicación masivos han revolucionado la conectividad entre personas. ESTAMOS TODOS CONECTADOS Y EN INSTANTES PODEMOS LLEGAR HASTA MILLONES DE PERSONAS. En este sentido, estoy en el ojo de la tormenta simplemente porque he utilizado la tecnología de comunicación disponible para difundir testimonios de personas que han tenido la experiencia con ayahuasca, para transmitir conocimientos adquiridos de chamanes acerca de la ayahuasca, y por supuesto también para compartir la comprensión obtenida por las tomas de ayahuasca. DIRIJO UNA CAMPAÑA DE DIFUSIÓN DEL USO CONSCIENTE Y MODERADO DE LA AYAHUASCA CON ACOMPAÑAMIENTO PSICOTERAPÉUTICO.
Somos un equipo de más de 50 personas de muchos países del mundo, pero mi calidad de escritor y líder de una organización internacional que está llegando a millones de personas de muchos países, me pone en un lugar preponderante; pero no soy el único, no soy el mejor, no soy el primero, ni soy muy diferente al resto; simplemente me ocurrió algo concreto, y lo quiero contar para que el que quiera comprender pueda hacerlo.  Cuando realice mi segunda toma de ayahuasca en Bogotá Colombia, con el Taita Domingo Males (chaman de la etnia imga-kamtsa), tuve una experiencia tremendamente dolorosa, pero muy sanadora. Por la mañana el Taita se acercó a mí y me dijo: “anoche tome ayahuasca y le vi a usted recorriendo el mundo llevando esta medicina de mis abuelos a miles y miles de personas, nunca he visto tanta gente;  nosotros sabemos que la ayahuasca va a llegar a todo el mundo, y he visto que usted puede hacer algo, que está preparado para ello”. Y luego me regalo una botella de ayahuasca para que la traiga a Europa.
Tarde más de un año para comenzar a dar ayahuasca, regresé a Colombia muchas veces para aprender y ver como lo hacían los chamanes que saben, me entusiasmó la idea de ser parte de un movimiento expansivo de la consciencia, y me entregué a ello. En pocos años ya me dedicaba 100 %  a ello, y ahora ya he fundado empresas en varios países para tener legalmente constituida la organización que dirijo. A partir de ahí se fueron acercando más y más gente para ofrecerse que querían trabajar con mi método, se ha conformado una familia espiritual en la que amamos lo que hacemos.  Todo el equipo se agrupa bajo el nombre de Ayahuasca Internacional porque vamos a más de 20 países y provenimos de más de 10 nacionalidades. Actualmente no doy ni una gota de Ayahuasca a nadie. Solo dirijo la organización. Esto es todo lo que puedo contar sobre lo que está sucediendo. Si en algún momento he pensado que había sido elegido por algo o alguien para hacer algo especial, esa ilusión se transformó en una realidad que aglutina a mucha gente que se da cuenta que su vida tiene sentido, y que el propósito individual de cada ser humano es algo único e irrepetible, algo de mucho respeto, y que es tan precioso que cuando se descubre, todo comienza a suceder.
LA VENTAJA Y DIFICULTAD DE SER ARGENTINO:
Los que empezaron primero en España u otros países quizá estén heridos;  los que se dedican a lo mismo ahora quizá están disgustados porque no comparten mi método;  los chamanes a los que no le pedimos Ayahuasca quizá se sientan marginados; los que creen que tienen el conocimiento sobre la Ayahuasca quizá se siente agredidos porque digo cosas que no provienen de los libros ni de las tradiciones;  y por supuesto también hay muchas gente que le molesta el hecho de que yo sea ARGENTINO, ya que más que una nacionalidad es como una profesión en la que se aprende a manejar hábilmente el ego. De hecho que en mucho canales de televisión, radios y periódicos, afirman “un argentino… que está explotando a chamanes y a la ayahuasca”  comienzan la definición de lo que soy mencionando la nacionalidad.  Es obvio, y sospechoso,  porque no tengo estudios universitarios, no tengo títulos, ni pertenezco a la comunidad ayahuasquera, ni dependo de autorizaciones de chamanes para hacer lo que hago.
Simplemente estamos ante una situación evidente que cada uno sabrá decodificar a su manera, y por supuesto la opinión que  elabores de mí, es tuya, es perfecta, y está en armonía con lo que de mi percibes.
Gracias por leerme, gracias por venir a recoger lo que tengo para entregar, gracias por permitirme mantener esta organización y a muchos de vosotros por apoyarme económicamente para que este movimiento siga creciendo. Estamos invirtiendo todo en este proyecto, porque sentimos que es la manera de darnos por completo, de mostrar que con ENTREGA de corazón, surge una energía sanadora.
Todos somos dueños de la tierra y de la naturaleza, pero por encima de ello, la naturaleza es dueña de nosotros, ella puede hacer lo que quiere con nosotros, a través de la ayahuasca está haciendo muchas cosas por nosotros, y según mi sentimiento, es el espíritu de la naturaleza la que está guiando todo lo que está ocurriendo, por ello confío de corazón en que comprenderemos el sentido de esta lucha de poder que hay en algunas personas que se disputan la propiedad de algo tan grande y poderoso. Es un conflicto que ha hecho que se manifiesten una serie de verdades inherentes a muchas personas, comenzando por mí, que ahora todos pueden ver.
Alberto José Varela