martes, 20 de diciembre de 2016

SIGNIFICADO DE LOS CUATRO ELEMENTOS.


El concepto principal sobre el que se basan las culturas nativas americanas para lograr la salud del cuerpo y el alma es la "medicina natural". Esta idea es muy amplia. La medicina a la que se alude propone, sobre todas las cosas, alcanzar una mejor relación y alineación con el espíritu y el mundo que nos rodea. Cuando esto ocurre, el cuerpo, las emociones, la mente y el espíritu se curan. Esta medicina permite aumentar la fuerza y el poder personal, además, es un enfoque ideal para aplicarlo sobre el espacio físico en que vivimos. 
Si usted quiere que su hogar reciba la energía del Cosmos y se armonice con quienes lo habitan, el enfoque que le enseñamos en esta nota le será de gran ayuda.   

La Rueda de la Medicina. 



La medicina nativa americana engloba las esferas de los visible y lo invisible. Nos enseña a alcanzar armonía y conexión con la Naturaleza. La Rueda de la Medicina nos permite comprender los ciclos de la vida. Es un círculo espiritual que reside en el interior del ser y se expande hacia el exterior. Es nacimiento, muerte y renacer. Es el mandala de una rueda de la medicina más grande, la del universo, en la que cada criatura tiene su lugar apropiado. Comprende nuestro cuerpo y nuestra mente, nuestro espíritu y nuestro corazón. Es un círculo mágico que abarca toda nuestra vida.


Los nativos ya tenían conocimiento de la rueda de la medicina. Respetaban este concepto y lo utilizaban en su vida cotidiana. Muchas de sus casas tenían forma circular. Esta forma geométrica se convirtió en motivo central de los rituales y ceremonias indias, en los cuales las reuniones de consejeros, se agrupaban formando un círculo en el que todos estaban incluidos y en el que todos tenían el mismo derecho a hablar. La música se hacía con un tambor en forma circular y también se danzaba en círculos.



Curación con los puntos cardinales. 


Un círculo no tiene principio ni fin. Fue concebido como una manifestación externa para comprender la vida interior. Los cuadrantes de la rueda representan los cuatro puntos cardinales y los cuatro elementos. Cada cuadrante tiene asignadas distintas cualidades. En términos psicológicos, cada cuadrante de la rueda de la medicina representa un aspecto específico de la personalidad individual. Esta idea también proviene del campo de la psicología, en donde se sostiene la idea de que la personalidad presenta cuatro aspectos fundamentales. 



Los puntos cardinales también se asocian con los cuatro elementos (Agua, Fuego, Aire y Tierra),
 así como con diversos colores, plantas y animales. Cada punto tiene su propio poder y representa un aspecto determinado de nosotros mismos. A continuación mostraremos con qué elementos y cualidades espirituales se asocian los cuatro puntos cardinales.

Al Este, la libertad. 
Este punto cardinal se asocia con el elemento aire. Representa los ideales elevados, los nuevos comienzos y la elevación espiritual. Nos permite tener una visión panorámica de la vida. Representa la parte universal de cada uno. Es iluminación e integración, libertad y movimiento. En este punto nos elevamos y nos  expandimos. Representa el poder de la mente. Se asocia con el elemento Aire.

Al Sur, los sentimientos. 

El poder medicinal del Sur está centrado en los sentimientos y la emociones. Es intuición, conexión íntima con la espiritualidad. Simboliza los sueños sagrados,las impresiones psíquicas y el conocimiento interior. Este punto cardinal nos permite relajarnos y curarnos através de las emociones. Se asocia con el elemento Agua. 


Al Oeste, la transformación. 

Este punto cardinal representa la alquimia que se produce cuando se desecha lo viejo y se abraza lo nuevo. Simboliza la transformación de los cánones y las costumbres antiguas. Es purificación y renovación, es energía pura, luz y transmutación. Representa el poder del espíritu. Se asocia con el elemento Fuego.



Al Norte, la sabiduría. 

Este punto cardinal simboliza el arraigo y la conclusión. Nos permite adquirir un profundo conocimiento interior y nos permite sobreponernos a los momentos de adversidad. Es salud y alimento. Representa la fertilidad, la abundancia y la estabilidad. Encarna el poder de lo físico. Se asocia con el elemento
Tierra.