jueves, 4 de diciembre de 2014

¿Quienes son los pleyadianos?

Los pleyadianos son un colectivo de entidades procedentes de las siete estrellas que nosotros conocemos como Las Pléyades. Ellos dicen que son nuestros ancestros, pues aportaron su ADN para el surgimiento de la raza humana. Por eso se les conoce como nuestro grupo seminal. Tienen una biología como la nuestra, pero su desarrollo tecnológico y espiritual es mayor que el de la Tierra. Los pleyadianos tienen sus propios maestros espirituales pero ellos a su vez, se han ofrecido como maestros nuestros para ayudarnos a evolucionar. Su modo preferido de hacerlo es informándonos acerca de lo mucho que ellos saben, ya que ellos consideran que la luz es información y la oscuridad es falta de información.

Hay otro concepto


Los pleyadianos, también conocidos como erranos y pleiadianos, son una supuesta raza de extraterrestres descrita por ciertos contactados en el mundo de la ufología y como parte de las creencias de la Nueva Era. La fisionomía descrita de estos extraterrestres corresponde con la clásica tipología nórdica, que es la más conocida después de los Grises. Su nombre deriva de que, supuestamente, provienen de la constelación de las Pléyades. El primero en afirmar que estos seres venían de las Pléyades fue el contactado suizo Billy Meier, aunque han aparecido otros afirmando estar también en contacto con seres similares, diciendo venir también de las Pléyades.

Cabe notar que no todos los contactados asignan dicho lugar de origen a los seres que describen.

mas informacion

LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD SEGUN LOS PLEYADIANOS


El origen
De acuerdo con los Pleyadianos la humanidad es un experimento del Creador, a través del cual se auto explora y expresa. El dotó a las criaturas de sus mismos dones y les dijo "vayan y experimenten". Esas criaturas originales, llamémoslos Dioses Creadores, comenzaron a desarrollar el Universo. En determinado momento decidieron crear un lugar llamado Tierra, destinado a ser centro de intercambio de información.

Muchas civilizaciones contribuyeron con el plan: enviaron su ADN para que pudiera haber un representante de su mundo en nuestro planeta. Los dioses creadores diseñaron entonces las diferentes especies humanas y animales de la Tierra a través de la manipulación genética. Surgieron civilizaciones hoy extintas (como por ejemplo, Lemuria).

Pero el Proyecto originó luchas con otras civilizaciones por el control del lugar, por lo que comenzaron tremendas batallas estelares. Dado que la Tierra había sido designada como lugar de libre albedrío, los creadores originales -miembros de la Familia de la Luz- no pudieron evitar que otros seres, otros dioses creadores, ocuparan el planeta.

Los nuevos propietarios
Estos nuevos dioses, de naturaleza reptiliana, construyeron túneles por debajo de la superficie terrestre y empezaron a manipular la vida de sus habitantes. Dado que se alimentaban de vibraciones de conciencia -específicamente las del miedo- comenzaron a crear patrones de pensamiento negativo y caótico en los humanos -a través de hologramas-, para así alimentarse de la energía de sus temores. Esto ocurrió hace 300.000 años. La base de operaciones de estos seres estaba en la Mesopotamia asiática, donde aun existen portales dimensionales a través de los cuales el miedo y el caos son insertados en la humanidad.

Estos dioses, entendieron el proceso de la manipulación genética y lo utilizaron para su propio beneficio. A través de la modificación del ADN humano, quitaron la conexión que los mantenía unidos a la Familia de la Luz. De alguna manera, dejaron a los humanos funcionando dentro de una banda estrecha de frecuencia de onda, desconectados de su Fuente de Información. Por otro lado, establecieron una especie de cerca eléctrica alrededor del planeta, para que ninguna información de luz -optimismo, esperanza, confianza en el poder interior, etc- pudiera entrar. De esa manera, nos volvimos absolutamente controlables.

El llamado
Los diseñadores originales comenzaron a llamar a la Familia de la Luz para infiltrar el proyecto, ya que era la única manera de resolver la situación humana sin entrar en conflicto con el libre albedrío. El venir significaba encarnar, para que -uno a uno- fueran trayendo información de Luz. Y así fue como la Familia de la Luz comenzó su trabajo aquí, trabajando individuo por individuo, y luego grupo por grupo. Durante largos eones estas frecuencias de luz han sido traídas al planeta en cantidades muy pequeñas.

La misión de los pleyadianos
Los pleyadianos están para recordarnos quienes somos. Están para detonar recuerdos en nuestro banco de memoria. Están para mostrarnos que podemos crear nuestra propia realidad. Están para compartir con nosotros una frecuencia de luz que puede salvar a la especie humana.

Algunas personas ya están empezando a recordar. Algunas ya están creando su realidad, redescubriendo su poder, disolviendo antiguos patrones kármicos que no los dejan evolucionar, y -sobre todo- cambiando miedo por poder interior.

¿Que hacer?

Tanto los humanos puros, como los pleyadianos encarnados, tenemos cosas que hacer. El plan es vasto y quizás complejo, pero podemos empezar hoy mismo a trabajar en la luz, crecer y dejar atrás el miedo. Aquí van algunos consejos que pueden orientar tu búsqueda:

UNIFICARNOS: Debemos dejar de buscar diferencias entre nosotros -distintas posturas teóricas, religiosas o ideológicas- y afirmar nuestras semejanzas. Sólo hay una Familia de la Luz, del otro lado hay tinieblas. ¿De que lado estás?

MANTENER LA FRECUENCIA:
mantén tu conciencia alerta y aléjate de las fuentes de negatividad (violencia, información negativa, pensamientos autodestructivos).

MEDITAR: es una forma de recibir información pleyadiana. Descubrirás que todos somos uno, que somos parte de la esencia del Creador.

CREER EN EL PROPIO PODER: puedes modificar tu realidad, en realidad la creas todo el tiempo! Eres una chispa de divinidad, solo debes recordarlo. Y no te preocupes si al principio te cuesta, no te olvides que estuvimos mucho tiempo controlados.

HONRAR LA VIDA: honra y respeta a los animales, las plantas y la Tierra. Están dentro del mismo proyecto terrestre. Su destrucción implica inexorablemente la nuestra.

ALEJATE DEL TELEVISOR: uno de los grandes NO de los pleyadianos es: no mires television! Si deseas evolucionar, ni siquiera deberías tener un aparato de televisión. De esa manera avanzarás mas rápido. Hace unos años, la intención detrás de la televisión era crear una nación de autómatas, adictos a la frecuencia que se les transmite por TV, para que aunque no les guste lo que están mirando, permanecieran allí, inmovilizados y sin pensar. La tecnología no es mala en si. El problema es la forma en que se la usa.

DIETA:es especialmente recomendado que ingieras mucha agua, agua purificada, dado que el agua actúa como conductor de la electricidad en el cuerpo y por eso purifica y facilita el cambio de frecuencia. Acelera tu transformación. Debemos aprender a honrar nuestros cuerpos, porque sin el cuerpo, no estaríamos aquí.


(Esta serie de artículos sobre civilizaciones extraterrestres continuará próximamente)

Para seguir leyendo: Barbara Marciniak, Mensajeros del Alba; Barbara Marciniak, Tierra; Amorah Quan Yin, Manual de ejercicios pleyadianos.
 
Fuente: https://espanol.answers.yahoo.com/

Source:

wikipedia y conocimiento